¡El éxito está en tus manos!

Cuando hablamos de Éxito, no solo hablamos de éxitos profesionales, también lo hacemos de los personales. Todos los oradores, coach, psicólogos, pensadores, nos dicen lo mismo: “el Éxito está en tus manos”.
En mi experiencia busqué de mil formas “el éxito” y me tuve dos quiebras financieras, en las que quedé literalmente en la calle, porque lo que no hacía era preguntarme:

  • ¿QUE SOY?
  • ¿QUIEN SOY?
  • ¿QUE QUIERO PARA MÍ?

¿Qué soy? Pregunta fundamental, SOY UNA ENERGÍA DENTRO DE UN CUERPO, lleno de defectos y virtudes, mas como siempre vivimos en las polaridades, nos cuesta encontrar el equilibrio, entre lo que somos y los que queremos ser; esta falta de equilibrio se nos manifiesta con diferentes síntomas vibracionales dentro de las emociones:

  • Codicia.
  • Miedo.
  • Soberbia.
  • Indiferencia.
  • Debilitamiento.
  • Sometimiento.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Etcétera.

Si primero no llegamos a ¡ver!, a ¡sentir! lo que somos, no podremos integrar, quienes somos, porque para eso tenemos que hacer “el camino de Santiago”, ya que siempre la lucha del guerrero espiritual es la que tenemos con nosotros mismos. Podemos ir a la China e internarnos a meditar en un monasterio para averiguarlo, pero no siempre contamos con el dinero suficiente para hacerlo ¡para que ir tan lejos!, si la lucha de las polaridades está en nuestro interior y mientras no seamos capaces de sincerarnos ante un espejo, para saber cómo “muevo esas energías”, no encontraremos nuestro verdadero camino, para realmente preguntarme…

¿Quién soy? Cuando averiguamos “qué somos”, en donde, una terapia sana y alternativa como la de las Flores de Bach nos pueden ayudar, daremos entonces el paso decisivo hacia el Éxito, porque ya estaremos entrando en sintonía y uniendo ambas preguntas.La Flores de Bach trabajan en las emociones y energías negativas, como, entre otras, las que mencioné en un principio, que traemos a la consulta, para ir haciéndolas positivas y entonces, suceden los pequeños milagros. Porque cuando cambiamos de paradigma, el mundo cambia alrededor nuestro, ya que nuestro síntoma vibracional está positivado y allí podemos hacernos la próxima pregunta…

¿Qué quiero para mi?

  • Tal vez ser muy rico.
  • Ser libre.
  • Ser independiente.
  • Ser Feliz.
  • Tener salud.
  • Casarme.
  • Tener hijos.
  • Tener una pareja.
  • Una casa propia.

Lo que queramos podemos tener, pero todo depende de cómo movamos esas energías y si para ello necesitamos una guía, esta terapia no invasiva es lo ideal para alinear nuestros síntomas vibracionales.
Para que en ese momento sí, te podamos decir…

¡EL ÉXITO ESTÁ EN MIS MANOS!