La culpa es tuya

¡Esto sí que es un verdadero delirio!
Las personas siempre tendemos a no hacernos cargos de nuestras responsabilidades, el tema es que el ego es tan fuerte a veces, que creemos que todo lo que nos sucede es por causa de los demás, cuando en realidad es algo que no podemos solucionar en nuestro interior, de lo cual debemos hacernos cargo.
Pasa mucho en las relaciones de parejas y también en las familiares, cuando vienen mis clientes a la consulta con ese delirio, les pido que si deseamos cambiar nuestro paradigma, lo hagamos por empezar con el discurso, por ejemplo en las parejas sin ir muy lejos:

Es tu culpa que yo me haya alejado de mis amigos, lo hice porque con tus celos y desconfianza me condicionaste, y les contesto: Me parece que es al revés, Tu dejaste que se te invadiera tu espacio para el esparcimiento, entonces por miedo a perder tu pareja, comenzaste a mimetizarte con ella.
Es tu culpa que luego de tantos años, nuestra relación se haya deteriorado y ya no tenemos casi sexo, me lo paso cocinando, cuidando los chicos, yo hago todo en la casa y aparte trabajo. Y le contesto: Nadie te obliga a hacer las cosas, si Tu no quieres, pero debes reconocer que a ti te gusta ser el eje de la casa e incluso de tu trabajo, entonces, te cargas a todos al hombro, porque en el fondo, lo que buscas es reconocimiento que, como no te lo dan, porque los demás ya consideran que es tu obligación, te victimizas y tu síntoma vibracional es depresión rabia, depresión, dolor, estomago, mareos, problemas de intestinos, retención de líquidos. A ésto le llamamos No saber soltar.
O al revés, te sientes culpable de las situaciones, porque en realidad, dejas de ser tu, para ser como el otro/a desee…y así vamos y venimos. El tema es que el otro tiene la culpa o yo me siento culpable.

Estos son ejemplos tanto para las parejas, como algunos para la familia y te recomiendo que leas otro blog que tengo de “familias tóxicas”
No hay culpables, valga la redundancia, amigos y amigas mías, el ego es el mejor amigo del miedo y, ya hemos hablado del miedo y el autoestima en otro Blog. ¡O queremos que el otro sufra o queremos sufrir! Por eso digo que es un delirio. ¡Tu no tienes que pedirle perdón a nadie más que a ti! que estas maltratando a tu cuerpo, mente y espíritu, al no reconocer que solo debes buscar dentro de ti con respecto al otro.
Los niños reciben las herencias de nuestro padres, y no son responsables de lo que les sucede, ya que los padres están muchas veces tan metidos en sus problemas, que ni se dan cuenta del daño que le transmiten a sus hijos, pero cuando ya eres “mayorcito/a”, y no haz reparado esos errores para lograr cambiar, siempre serás una victima o un victimario; así de simple y el ego se siente Realizado, porque lo que logra es que nunca te sientas FELIZ, y la felicidad, no son momentos como dicen muchos, la felicidad está todos los días con nosotros, pero muchas veces somos tan incapaces de verla… Vive el hoy, sé tu mismo, reconoce tus errores. Y allí es donde me hacen la gran pregunta.

¡¿Pero como hago, no puedo?!

Entonces les contesto:
¡Sí puedes!, no quieres, tu zona de confort es tan grande que aunque te toquen un campanazo desde el universo, no escucharás, apóyate en una terapia y las Flores de Bach te ayudarán al auto conocimiento. ¡Tu decides!